Calle La Cruz 8, 1º izquierda, Bilbao

¿Pensión compensatoria y pensión de alimentos? ¿Es lo mismo?

18 May

By: Monica Oroza

Legal

Comments: No hay comentarios.

Pensión compensatoria y pensión de alimentos – Bilbao Consultores.

pension compensatoriaComo suele ser habitual, existen términos jurídicos que están en boca de todos, pero que crean confusión porque no se sabe muy bien qué son exactamente o se confunden, como en el caso de la pensión de alimentos y pensión compensatoria, creyendo que ambas cosas son lo mismo o que son complementarias. En nuestro post de hoy, daremos una breve descripción de lo que son cada una de ellas.

La pensión compensatoria

La pensión compensatoria se produce cuando tras un divorcio uno de los dos cónyuges se encuentra en una situación económica desfavorable respecto al otro. Es lo que se denomina desequilibrio económico.

El problema radica en establecer qué es un desequilibrio, puesto que en la mayoría de los divorcios se produce desde luego una ruptura en la economía familiar, teniendo que afrontar en solitario los gastos de vivienda y suministros que hasta ahora se hacían de manera conjunta. El menoscabo económico habrá que traducirlo a la vista de la vida de ese matrimonio en concreto, es decir por regla general si ambos cónyuges reciben sus propios ingresos su situación puede verse empeorada, pero ello no supone un desequilibrio económico, sin embargo en matrimonios donde unos de los miembros de la pareja se ha dedicado siempre al cuidado de los hijos comunes y no ha trabajado, el desequilibrio es obvio.

A la hora de establecer la pensión compensatoria habrá que valorar las circunstancias económicas y personales de esa familia y serán los cónyuges, o a falta de acuerdo el juez, quien determine la cuantía de la Pension Compensatoria como la forma de pago (de una sola vez, periódica o incluso indefinida en algunos casos).

También existe la posibilidad de que una de las partes, renuncie a la solicitud de esa pensión compensatoria, y en el caso de las pensiones compensatorias mensuales o indefinidas, estas se extinguen:

  • Cuando uno de los dos fallece.
  • Cuando el receptor de la pensión contraiga un nuevo matrimonio, e incluso cuando conviva de manera marital.
  • Cuando el beneficiario, aumente económicamente sus medios de vida.

La pensión alimenticia de los hijos.

Una pensión alimenticia es la cantidad que va destinada al mantenimiento de los hijos y que abonará el padre o madre que no convive con ellos.

No existe un baremo que indique qué cantidad exacta hay que abonar, por lo que la cuantía se calcula en base a los medios económicos del progenitor obligado al pago, así como a los gastos y necesidades de los hijos.

Por la denominación del término “alimentos”, a veces los padres creen que la pensión comprende la alimentación o comida, pero hay que entender por alimentos (además de los productos alimenticios) el vestido o calzado, la educación o colegio, la asistencia médica, etc,.. Los gastos de un niño pueden ser infinitos, por lo que la pensión de alimentos cubrirá obligatoriamente y con carácter mínimo las necesidades básicas para el desarrollo de ese menor. Respecto a cualquier otro gasto que pueda existir como pueda ser clases  extraescolares (equitación, natación,..) o actividades lúdicas (viaje a esquiar, curso de idiomas en el extranjero,…) los padres determinarán cómo se asumirán estos llamados gastos extraordinarios, si al 50 % por ambos o los asume el que sea promotor de esa idea, etc,..

La obligación de la prestación de alimentos perdurará hasta la mayoría de edad de los hijos o incluso hasta que aún siendo mayores de 18 años, no tengan independencia económica. Esto último es importante, puesto que actualmente es muy común que suela alargarse el abono de la pensión alimenticia hasta que los hijos finalizan sus estudios universitarios o tienen actividad laboral.

Dicho lo anterior, ello no significa, que la vida y necesidades del progenitor que abona la pensión, o de los hijos no cambien a lo largo del tiempo, sobre todo teniendo en cuenta que en ocasiones, se establece una pensión de alimentos cuando los hijos son muy pequeños y hasta la edad adulta de los mismos, sus necesidades pueden variar así como la de los padres que pueden verse en situación de desempleo o cualquier otra circunstancia. En esos casos de podrá solicitar una modificación en la pensión de alimentos ante el Juzgado, donde se solventará la cuestión atendiendo a la situación de las partes en el momento de esa petición.

En cualquiera de los casos en que se presente esa solicitud de pensión de alimentos ante un Juzgado y siempre que haya menores, será el Ministerio Fiscal el que vele por el interés de esos menores, a los efectos de determinar si la pensión de alimentos es adecuada o no a sus necesidades.

Deja un comentario

Sidebar: